La automedicación en la actualidad tiene un impacto más negativo que positivo: José Luis García Lechuga

Zacatecas, Zac., 31 de enero de 2022.

La automedicación es una práctica que a través del tiempo se ha ido incrementando, más ahora con lo de la pandemia, así lo comentó en entrevista el egresado de la carrera de Químico Farmacéutico Biólogo y maestro en Educación, y actualmente estudiante en el Posgrado de Ciencias de la Salud, José Luis García Lechuga.

El especialista resaltó que está práctica es riesgosa, ya que uno de los principales problemas que se pueden presentar es el incremento de la cronicidad de las enfermedades; indicó que hay una controversia al respecto de la automedicación, ya que hay algunos estudios que mencionan que no todo es negativo a consecuencia de esta práctica.

Sin embargo, el docente subrayó que lo que está pasando en la actualidad, como lo es el consumo de antibióticos cuando no es necesario, o no acudir al servicio médico, puede originar cronicidad de las enfermedades, así como gastos innecesarios, es un impacto más negativo que positivo.

“Como profesionales de la salud, es importante motivar a la sociedad y a los mismos trabajadores de la salud para no hacer esta práctica, ya que derivado del mal uso de los medicamentos podemos empeorar las enfermedades y tener un incremento en los gastos”.

Respecto al aumento en el consumo de medicamentos de venta libre, de los cuales incluso hubo un desabasto, García Lechuga insistió, “esto tiene más repercusiones en la salud, ya que se debe de entender que los medicamentos están elaborados a base de ciertas drogas, y el consumirlos sin prescripción médica, o sin que un profesional de la salud verifique el estado de salud, hace que se genere una historia clínica y no se conozcan los antecedentes de ese paciente o consumidor, lo que traerá como consecuencia interacciones farmacológicas, reacciones adversas o malas prácticas en el consumo que pueden derivar en otros problemas de salud con resultados más graves”.

Con relación al consumo de la herbolaría, dijo que las dosis no están estandarizadas, lo cual puede traer ciertos problemas de salud, explicó el químico, “el hecho de que se haya normalizado el uso de estas plantas medicinales, o el uso de fármacos alopáticos, a la vez ha generado ciertas interacciones farmacológicas que terminan presentándose como reacciones adversas o eventos inesperados”.

José Luis García Lechuga detalló que es importante que los profesionales de la salud puedan orientar a la población en el uso de medicamentos combinados con algunas plantas medicinales.

Finalmente, exhortó a todos los profesionales de la salud a fomentar en las personas la promoción, educación y orientación para así evitar estas “malas prácticas” que se deben a la falta de comunicación e información.

Texto: Verónica Ramírez de la Torre.

Foto: Cortesía.

Revisión: Pamela Girón Hernández.