- Atrás

 

Boletín No. 109/2014

 

Se presenta el libro “La clínica psicoanalítica y el fin del análisis”, de Hans Hiram Pacheco García, docente de la Unidad Académica de Psicología de la UAZ

Zacatecas, Zac., 11 de mayo del  2014.

   En el marco del IV Congreso Internacional de Psicoanálisis, “Los malestares en la cultura: la clínica hoy y su por-venir”, se llevó a cabo la presentación del libro “La clínica psicoanalítica y el fin del análisis”, de Hans Hiram Pacheco García, docente de la Unidad Académica de Psicología de la UAZ.

   La obra fue comentada por los docentes Antonio Chávez Toro, Alfonso Sarabia Romo, Víctor Hugo Robledo Martínezy Laura Hernández Martínez, ésta última, Directora de la Unidad Académica de Psicología. 

Durante su intervención, tanto Chávez Toro, como Sarabia Romo, enfatizaron que la temática principal de la publicación es la noción de cura del psicoanálisis, pues el autor hace una minuciosa investigación de la idea de "fin del análisis", temática poco abordada en la literatura psicoanalítica en general. 

Por su parte, Robledo Martínez  mencionó que Hans Hiram Pacheco García no sólo es el autor que más ha incidido para que la psicología tenga un nuevo papel en el estado, sino que es el principal promotor del psicoanálisis. 

De igual manera, Hernández Martínez comentó que “La clínica psicoanalítica y el fin del análisis”, es de los pocos libros de psicoanálisis que se han publicado en la UAZ y en el estado, y rescató la importancia de éste para la formación de los estudiantes de la licenciatura y el posgrado de la Unidad Académica de Psicología; pues, entre otras cosas,  acentúa que uno de los puntos clave del texto es aclarar la diferencia que hay entre el psicoanálisis, la psicología y las psicoterapias, incluso, de la llamada psicoterapia psicoanalítica. 

De esta manera, Hans Hiram Pacheco García -de manera crítica y un tanto sarcástica, osada y con constantes referencias a Freud, Lacan y a otros pensadores- presenta un estudio psicoanalítico de la noción de cura y de las principales propuestas teórico-clínicas que se han construido sobre el fin del análisis; y utilizando la botella de Klein y la banda de Moebius, plantea las bases para cuestionar la idea de dividir dicotómicamente al sujeto y la intersubjetividad, para posteriormente abordar la idea de cura y fin de análisis. 

Al mismo tiempo, aclara que el psicoanálisis no es una práctica sugestiva, pedagógica o de consejería. Ni es -argumenta el autor- un espacio donde se intente eliminar el síntoma, normalizar al sujeto, controlar las pasiones o reparar un daño para que el paciente recupere un -supuesto- estado anterior (única definición posible del concepto de "terapia", según aquel que planteó la necesidad de retornar a Freud), ya que en la clínica psicoanalítica "no vale la pena -como afirmó Lacan- terapear lo psíquico, terapear lo inconsciente”.