- Atrás

Identidad y pertenencia en el libro del jubilado universitario Gonzalo Aréchiga Lira

 

Boletín 078/2016-2020
Zacatecas, Zac., 16 de octubre de 2016

En el marco de la presentación del libro "Alma Mater 1932-1968", escrito por el egresado del Instituto Autónomo de Zacatecas y docente jubilado de la UAZ, Gonzalo Augusto Aréchiga Lira, el responsable del Archivo General de la UAZ, Luis Román Gutiérrez, en representación del rector Antonio Guzmán Fernández, reconoció la importancia de la obra de la cual que dijo "rescata la identidad y pertenencia de ser universitarios".

El funcionario, afirmó que el autor registra en un periodo de cuarenta años, una historia sobre la sociedad que se enfoca en el "Instituto de Ciencias de Zacatecas" y en el "Instituto Autónomo de Ciencias", haciendo con ello "un parteaguas de lo que se ha escrito al respecto, pues relata todos los objetivos del entonces instituto en una transición en la que él vivió".

Dijo que el valor de las obra, reside en el hecho de ayudarnos a no perder la memoria y a identificarnos con la institución "porque da pertenencia no sólo para los que trabajamos o para los que estudian, sino para todos los zacatecanos".

  

  

 

Finalmente dijo que este documento, será el que mantenga viva la memoria "de nuestras pertenecías y de nuestras identidades". En ese contexto, adelantó que se establecerá una comisión para los festejos del 50 aniversario de la Autonomía de la UAZ, esperando contar con la colaboración de Gonzalo Augusto y otros universitarios que son pioneros en el crecimiento de la Máxima Casa de Estudios.

Por su parte, el universitario y actual coordinador de Educación Media Superior y Superior de la SEDUZAC, David Eduardo Rivera Salinas, detalló que conoció el libro desde que se estaba gestando y fue testigo de la tenacidad y perseverancia de Gonzalo Aréchiga, cual hizo posible la publicación "en la que siempre hay algo nuevo, y en donde recoge anécdotas autobiográficas que deja ver imágenes rescatando a los personajes que a lo largo de cuatro décadas vivieron los albores de un proyecto educativo de alta magnitud, todo contado por una persona que lo vivió de primera mano".

Además el libro -subrayó -, atrapa a una diversidad de rostros y de acciones que hacen al lector que entienda las diferentes formas de "nuestra institución", "que es cambiante, evoluciona y es una, pero que se reinventa cada día para definir la profundidad de sus propios cambios permitiendo en sus líneas ver a la institución por dentro".

En "Alma Mater 1932-1968", uno puede ver a la UAZ de manera tridimensional, analizando todas sus perspectivas en las anécdotas y personajes contenidos que provocan conocer en la institución, el proyecto social más importante de los zacatecanos.

A la presentación que se llevó a cabo en el patio principal del Plantel I de la Unidad Académica Preparatoria, asistieron además el director de este plantel, Ramiro Castañeda; el ex-Rector de la UAZ, Jesús Manuel Díaz Casas; y Alberto Chiu de la O, encargado de la Dirección del Diario NTR.

En ese sentido, Jesús Manuel Díaz Casas, que vivió esa historia de cerca, recordó la convivencia con amigos de la década de 1950 dentro de un edificio que albergó a muchas figuras de maestros que compartieron su experiencia, así como el de imprimir un sello de pertenencia en estos muros en donde el antiguo Instituto de Ciencias y el Instituto de Ciencias Autónomo de Zacatecas se conjugaron en uno solo.

Agregó que el surco ha sido fértil "porque ha producido hombres que han cumplido con sus semejantes y han sido cimiento en el desarrollo de nuestro estado", por lo que también coincidió con los comentaristas, al referirse que el esfuerzo de Aréchiga es loable y se condensa en el libro, "como un breve recorrido por el devenir de la institución".

Rememoró la vieja campana que sonaba desde la conserjería, "esto cada vez que un profesor llegaba a impartir su clase", en donde convivían con los estudiantes de Secundaria, Preparatoria, Ingeniería, Derecho y Contabilidad, haciendo que surgieran vínculos de convivencia y pertenencia hacia la Máxima Casa de Estudios.

Al concluir, Alberto Chiu dijo que el libro rescata momentos vivos de la historia de la UAZ, que para las generaciones nuevas entrega una visión de la lucha por la creación de la educación en Zacatecas, con anécdotas de todos aquellos que se vieron involucrados en esa aventura y que dejaron una huella indeleble en esta publicación, con facetas de personajes como Francisco Goitia, entre otros.

Texto y fotos: Gilberto Escobedo