- Atrás

 

026/2019

2016-2020

Especialistas peruanas participan en panel sobre la Cultura Visual Virreinal

Zacatecas, Zac., 07 de febrero de 2019.

Como parte de las actividades que se llevan a cabo dentro del IX Congreso Latinoamericano de Semiótica "Semiótica visual perspectivas Latinoamericana", el día de hoy se llevó a presentó el panel "Cultura visual virreinal".

   En este foro se contó con la participación las catedráticas de la Pontificia Universidad Católica de Perú, Cecile Michaud y Celia Isabel Rubina Vargas; esta última presentó el trabajo titulado "Miel, sangre y leche en la pintura de los prodigios de San pedro Nolasco en el Convento de La Merced, Cuzco".

   La ponente expresó que las obras que se encuentran en el convento peruano son de gran dimensión y que tiene la particularidad de la pintura colonial y es que se representa una escena de la vida del santo visualmente y hay un espacio donde con una "caligrafía hermosa" se cuenta en palabras la escena.

   Recordó que "la Orden Real y Militar de Nuestra Señora de La Mereced y la redención de los cautivos" cumplió 800 años de su fundación, el 1ro. de agosto de 1218, con la triple aparición de la Virgen María a San Pedro de Nolasco.

   Celia Isabel Rubina Vargas mostró algunas de las imágenes del Claustro principal del convento en donde desde el patio central se aprecian las galerías del primer y segundo piso.

   "Las formas geométricas en relieve de los techos y el contraste cromático de la pintura azul de la madera y el pandoro brillante que enmarca cada uno de los cuadros, muestran toda la riqueza de la arquitectura barroca colonial andina que sirve de marco al conjunto pictórico".

   Indicó que en algunos trabajos que le antecedieron lograron establecer que la fuente de los cuadros del Convento de La Merced son los grabados que fueron encargados en el año de 1627 al pintor y grabador aragonés Jusepe Martínez, durante el proceso de canonización de San Pedro Nolasco.

   Entre las obras que se encuentran en el convento y que también existe un grabado es sobre la vida de San Pedro, en donde se aprecia que los moros lo dejan solo en una barca sin remos y sin vela, esperando que se muera, pero cuando está en el mar pone su báculo y con su manto hace una especie de vela que le permite llegar a la orilla de Valencia.

   Rubina Vargas hace una comparación entre el grabado que presenta una escena más escueta que la pintura, la cual tiene más detalles como los contrastes cromáticos, así como nuevos elementos como los peces y las fieras en el mar, así como el medallón que recoge la historia.

   De igual manera la catedrática de la Pontificia Universidad Católica de Perú, se detuvo a analizar los cuadros en donde se presenta la escena del primer milagro logrado por San Pedro de Nolasco siendo él un bebé, con el "prodigio de la miel", así como la imagen en donde el santo exuda sangre y en donde está siendo amamantado por la virgen María.

   El IX Congreso Latinoamericano de Semiótica "Semiótica visual perspectivas Latinoamericana", que tiene como sede principal el teatro Fernando Calderón, finalizará el sábado 9 del presente mes.

Texto: Verónica Ramírez de la Torre.

Fotos: Thalya Rodríguez Rogríguez.