- Atrás

 

308/2018

2016-2020

 

La música del II Imperio, conferencia de Ruiz Razura

  • Investigadora narra su experiencia sobre el descubrimiento de partituras en Texas del II Imperio Mexicano

 Zacatecas Zac., 6 de septiembre de 2018.

En el marco del Quincuagésimo aniversario de la Universidad Autónoma de Zacatecas, la investigadora Adriana Ruiz Razura, coordinadora de la maestría en Gestión y Desarrollo Cultural, del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD) de la Universidad de Guadalajara (U de G), ofreció la conferencia  "La música del II Imperio en México", en la que describió el trabajo que realizó como investigadora para dar a conocer lo que se ha denominado como "un tesoro del Segundo Imperio Mexicano", de 30 partituras escritas entre 1862 y 1867. 

   La investigadora señaló que la búsqueda se realizó en los archivos de la Universidad de Rice, en Houston, Texas, donde se encontraron las 30 partituras escritas en el contexto histórico de la invasión francesa a nuestro país. 

    Fue por ello que solicitó permiso a esa institución de la que, dijo, sintió una gran nostalgia y coraje por encontrar en Estados Unidos de Norteamérica, documentos propiedad de los mexicanos, sin embargo reconoció que el mal sabor de boca desapareció cuando cayó en cuenta de que las partituras estaban debidamente conservadas en un habiente humidificado, a una temperatura adecuada y que se habían conservado en perfecto estado. 

   Agregó que esa universidad texana adquiere documentos antiguos de manera regular, por lo que ella solicitó poder consultarlos y hacerlos parte de su trabajo de tesis grado.

    Comento Ruiz Razura que a partir de que tuvo que conseguir un par de cartas de recomendación de investigadores que avalaran su trabajo, pero al mismo tiempo por el hecho de que la U de G tenga diversos convenios con instituciones educativas de México y del mundo, le  abrieron las puertas a la biblioteca de la Universidad de Rice. 

    Recordó que su investigación no solo se circunscribió a esa escuela, sino que acudió al archivos de Indias, el Naval ambos ubicados en España y también visito el Archivo General de la Nación.

   Ruiz Razura mencionó que a partir de que realizó ese trabajo de investigación se encontró un nombre de manera recurrente, por lo que cuando inició su doctorado se preguntó quién era José Gutiérrez López, del que derivó su más reciente libro "El Arquitecto del Neoclásico Tapatío", que fue quién realmente construyo el Hospicio Cabañas, Patrimonio de la Humanidad, ubicado en la ciudad de Guadalajara, desmitificando a los historiadores que siempre afirmaron que había sido construido por  Manuel Tolsá, "el gran arquitecto de la Ciudad de México".  Afirmó que con esta tesis descubrió que Tolsá nunca estuvo en Guadalajara. 

   Con lo anterior, Ruiz Razura, aprendió la virtud de la paciencia en la que la búsqueda se dio por semanas, convirtiéndose en meses, pero que con la constancia "uno encuentra de repente algo que es una epifanía maravillosa, que hace que se olvide de todas las vicisitudes, de las búsquedas de bibliotecas y rincones". 

   Añadió una de las mayores satisfacciones para los investigadores es poder cambiar la historia, el darse cuenta de primera mano que "esa", no es como la contaron; que no fue cierto, afirmó que con el último de sus libros consiguió que el patio del Hospicio Cabañas, se haya hecho el reconocimiento a su constructor José Gutiérrez López y recordó además que a través de "ser ratón de biblioteca", pudo llevar ante Departamento de Música de la U de G las partituras para que después de 150 años se volvieran a escuchar en el marco de los 150 años de la expulsión de los franceses de México y el fusilamiento del Emperador Maximiliano de Habsburgo"

    Los especialistas en historia coinciden en que esta época es importante porque fue cuando nació el sentimiento de nación, pese a que existía un contraste social: por una parte, en las cortes había fiestas y lujos, y por otro, los cañonazos eran una constante, sin embargo la existencia del segundo Imperio Mexicano, lejos de separar a los mexicanos de la época, por el contrario se unieron en contra de los conservadores que protegían al imperio de Maximiliano y Carlota. 

   En el mismo sentido mencionó que el Emperador Maximiliano era un hombre romántico, sensible y ligero en muchos sentidos, señaló que en el libro que él escribe detalla la vida mundana en la corte, mostrándose más interesado en eso que en los problemas por los que atravesaba nuestro país. Por el contrario –dijo- la Emperatriz Carlota era quién gobernaba México, ya que ella había sido educada para mandar, por lo que tenía el poder detrás de Maximiliano.

     Finalmente la coordinadora de la maestría en Gestión y Desarrollo Cultural,  inscrita en el padrón de excelencia del CONACyT de la Universidad de Guadalajara, detalló que ese posgrado se encuentra posicionado en el lugar 27 a nivel internacional como uno de los más reconocidos en su rama.

    La investigadora mencionó en su conferencia que la vinculación y el saber armar un proyecto con una estrategia se pueden conseguir recursos para promover la cultura y hacer autosuficiente a los promotores.  añadió que los gestores culturales son el eslabón entre la sociedad y la cultura para que ese proyecto sea sustentable y exitoso. 

    Cerró su exposición haciendo una invitación a los asistentes para inscribirse a la maestría en Gestión y Desarrollo Cultural, que inicia en enero, mientras que en el mes de octubre inicia el curso propedéutico de la octava generación.